La periodista Cristina Pardo ha pedido disculpas por mostrar en antena las cabezas cercenadas de algunos votantes de Vox en un reportaje emitido en su programa de La Sexta. Tras encontrar a los 44 votantes de Vox de la localidad andaluza de Marinaleda, el equipo de La Sexta los decapitó y después los mostró en horario de máxima audiencia.

En el reportaje, una reportera del programa se desplazó hasta Marinaleda con dos catanas en busca de los 44 vecinos que votaron a Vox en las pasadas elecciones andaluzas. “Aquí podría vivir un votante de Vox, he olido fascismo”, dijo instantes antes de romper la puerta de una casa, introducirse en ella y despellejar a machetazos a todos los que se encontraban allí. “Ahora te llevaré las cabezas a plató para que puedas entrevistarlas”, le dijo la reportera a Pardo.

Tras la emisión del programa, La Sexta recibió muchas críticas y la presentadora se vio obligada a pedir disculpas. “Fue desafortunado”, reconoció totalmente empapada de sangre. “Pensé que los votantes de un partido que apoya abiertamente la caza no se enfadarían si íbamos detrás de ellos”, se sinceró. Las cabezas de los votantes de Vox ya han sido entregadas a Santiago Abascal para que esta semana proceda a enterrarlas en el Valle de los Caídos.

Cristina Pardo se ha comprometido a decapitar también a votantes socialistas y de Podemos en la edición de la semana que viene.