Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Se suspende la final de ajedrez después de que fans de Caruana apedreasen el autobús de Carlsen

UN CABALLO, UNA TORRE Y VARIOS PEONES HAN SIDO HOSPITALIZADOS

Esta mañana, el ajedrez dio una lamentable imagen al mundo en las calles de Londres. La esperada final del Mundial de ajedrez tuvo que ser suspendida por culpa de unos aficionados radicales de Fabiano Caruana que atacaron con piedras el autobús de Magnus Carlsen, provocando numerosos destrozos y sembrando el pánico en la capital inglesa.

Además del ataque, se filtraron imágenes inverosímiles como la de un par de aficionados de Fabiano Caruana que le colocaron bengalas a una niña para ingresarlas en el «The College» de Holborn, recinto en el que se debía disputar la final. Numerosos radicales de los dos ajedrecistas se enfrentaron a la policía y protagonizaron una batalla campal. “Esto no es ajedrez”, lamentaba un aficionado que había acudido a la final con sus dos hijas.

En el ataque resultaron heridas varias piezas del noruego Magnus Carlsen, entre ellas un caballo, una torre y varios peones, que tuvieron que ser trasladados al hospital. Debido a las heridas sufridas, la disputa de la partida resultaba imposible. “No puedo competir si mi caballo no puede saltar”, denunciaba Carlsen. «Deberían darme la partida por ganada, esto es una vergüenza», agregaba.

La tensión entre los dos ajedrecistas ya se vivió el pasado lunes durante la disputa del duodécimo encuentro de la final, cuando varias piezas empezaron a matarse antes del inicio de la partida.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones