Recordando que “la auténtica izquierda está en la calle y en los bares farfullando incoherencias”, Pablo Iglesias ha garantizado este miércoles que su partido estará completamente disuelto antes de las municipales del año que viene a fin de garantizar que sus votantes se encuentren sin opciones y puedan volver a la desilusión, al nihilismo y a la desconfianza política que jamás debieron abandonar.

“De aquí a mayo nos da tiempo a disolvernos si trabajamos con ese objetivo”

“Nosotros vamos a seguir trabajando para que no exista ninguna candidatura viable con Podemos y nuestro partido pase a ser un recuerdo nostálgico de la izquierda, como Mayo del 68 o las chaquetas de pana, pero no quiero hacer declaraciones sobre este asunto sino trabajar lograr nuestro objetivo de desaparecer por completo”, ha dicho el líder de la formación morada.

“Llevo tiempo trabajando para conseguir lo que todos deseamos: que no haya ninguna candidatura ilusionante, porque esa es la manera de ser antisistema, quedarse en casa sin hacer nada o en las aulas teorizando sobre ‘las izquierdas’ con el resentimiento propio de quien cree que todo está perdido y nada merece la pena”, ha dicho.

Según él, el único compromiso de Podemos es con la izquierda, “y la izquierda está deseando regresar a la senda de la queja, que es lo que le gusta a todo el mundo”.