Advirtiendo de que “hay muchas solicitudes y quedan ya pocas plazas”, mamá está interesada en saber si te reserva ya asiento para la cena de Nochebuena y si lo quieres “de pasillo, de cocina o de sofá”, según has podido saber después de las 10 llamadas que te ha hecho al móvil y los 25 whatsapps que te ha enviado recordándote que “las plazas vuelan”.

Para ponértelo más fácil, mamá ha publicado tu asiento en Rumbo.es en una oferta de “vuelo + cena + dormir en tu antigua habitación”.

“¿Has reservado ya el vuelo? Tienes que reservar la plaza del vuelo pero también la de la cena, porque el primo Rubén ya me ha preguntado si hay sitio libre y estoy recibiendo ofertas”, ha dicho mamá, añadiendo que no quiere presionar pero que Navidad es “temporada alta” y por lo tanto es conveniente dejarlo todo cerrado cuanto antes.

“Luego no quiero llantos si te toca quedarte en tu casa”, ha dicho.

“Lo que no me queda ahora mismo son asientos premium, te tendrás que sentar en un taburete”, ha aclarado mamá mirando el plano del salón que se ha dibujado en una libreta. Dice que tiene libres las plazas 2B y 4A, que son las de al lado del abuelo, que a media cena se quedará dormido y se apoyará en tu hombro y al lado de tu sobrino, que probablemente llore y dé patadas.

Las plazas más cotizadas, junto al balcón para poder salir a estirar las piernas, están ya reservadas por tu hermano y su novia, que las pidieron en agosto.

Mamá también te ha recordado que traigas una maleta vacía para poder llevártela de vuelta llena de fiambreras con sobras.


Adelántate al primo y que no sea él quien se quede con la mejor plaza. Los asientos para la cena de mamá y las mejores ofertas para volver a casa y comerte el turrón con los tuyos, ya están disponibles en rumbo.es.