Después de que la semana pasada los fiscales del alto tribunal decidiesen mantener la acusación por rebelión contra Los Jordis, hoy se ha sabido que los líderes soberanistas también tendrán que hacer trabajos forzados en la academia de Operación Triunfo, donde serán los encargados de sustituir a Los Javis. Éstos, a su vez, se enfrentan a 17 años de cárcel por rebelión y sedición después de que, en el programa cuatro de la pasada temporada, separaran a Aitana de Cepeda en la actuación de la canción “No puedo vivir sin ti”.

La decisión de la Fiscalía ha indignado a la sociedad catalana, que ha tachado de “inhumano” el trato recibido por los exresponsables de ANC y Òmnium. En TVE preocupa que los concursantes de esta edición de OT, al estar bajo las órdenes de los independentistas, comiencen a bailar sardanas, a hacer uves gigantes en el escenario y también “castells de cinc amb agulla”.

“No es lo mismo dar clase a Alfred y a Amaia que a los concursantes de este año, que no los conoce nadie”, apuntan los independentistas. Los presos también tendrán que ver íntegramente las actuaciones del programa y después quedarse para El Chat, la sección en la que los profesores comentan la gala con el público. “Creemos que hay un claro ensañamiento y pensamos recurrir”, avisa la defensa de Sànchez y Cuixart.

A la Fiscalía tampoco le gustó nada la forma en la que Los Javis gritaron a Ana War en el ensayo anterior a la penúltima gala, y advierte de “consecuencias penales”.