A fin de garantizar la seguridad de los espectadores, La Sexta ha publicado esta mañana un comunicado asegurando que, desde hoy mismo, obligará a todos sus presentadores a expulsar los mocos y vaciar sus cavidades nasales antes de salir en antena. “Con el sketch de Dani Mateo no ocurrió nada grave pero nos hizo abrir los ojos respecto al peligro que pueden suponer el moco y la baba de nuestros presentadores, que hasta ahora podían sonarse los mocos libremente sobre la bandera, la Constitución o un bebé inofensivo…”, explican desde la cadena, que consideran el sketch del Intermedio “un toque de atención sobre un tema grave de seguridad que teníamos descuidado”.

La cadena también valoró que los presentadores escupieran las flemas en directo para demostrar que los mocos habían sido convenientemente desactivados y el entorno del programa era completamente seguro. Finalmente se descartó esta idea y será el propio departamento de maquillaje el que, fuera de cámaras -bien mediante una perilla, bien facilitando a cada presentador un pañuelo de papel-, se encargue de limpiar las fosas nasales de las estrellas.

Los mocos se guardarán en una caja y, una vez finalizado el programa, cada presentador podrá volver a introducírselos en la nariz y hacer con esa masa mucosa lo que estime oportuno “pero fuera de nuestras instalaciones”.

Diversas cadenas de televisión ya han mostrado su interés en sustituir a los presentadores y presentadoras por Siri y Alexa, asistentes virtuales “poco interesados en la política y en los asuntos humanos y por lo tanto mucho más adecuados para este trabajo”.