Reducir el tráfico de paso y los niveles de contaminación atmosférica y acústica para proteger la salud de los ciudadanos son los principales objetivos de M-40 Peatonal (M-40P), medida incluida en el plan Todo Peatonal (TP) del Ayuntamiento de Madrid, tras poner en marcha Madrid Central, que entrará en funcionamiento el próximo 30 de noviembre.

La alcaldesa Manuela Carmena cree “insuficiente” limitar el tráfico solo en el centro de la ciudad y amplía esta restricción a los 62 kilómetros que recorren la autopista de circunvalación M-40, a la que, a partir del mes de diciembre, solo podrá acceder el Eco Transporte, incluyendo patinetes, Segways, patines y bicicletas.

“Existe mucho alarmismo con este tema, pero no hay razón”. Manuela Carmena ha querido tranquilizar a los conductores asegurando que la licencia de taxi pasará directamente a licencia de Segway tras un examen psicotécnico, y los residentes que sean propietarios de un automóvil recibirán un patinete a cambio de su viejo coche. Si por el contrario el comprador acaba de adquirir un vehículo nuevo, el Ayuntamiento garantiza dos patinetes como compensación. “Todos salimos ganando”, insiste la alcaldesa.

Este plan también contempla la controvertida medida que obliga tanto al Cuerpo de Bomberos de Madrid como al de la Policía a utilizar Eco Transporte para realizar su trabajo, ayudando así a completar la reducción total de contaminación en ciudad. La Jefatura del Cuerpo de Bomberos no ha tardado en mostrar su rechazo ante esta iniciativa, alegando que es “imposible cargar una manguera en bicicleta”. Sin embargo, Manuela Carmena no lo encuentra problemático y asegura que “hay patinetes amplios que alcanzan gran velocidad y ahora mismo se trata de arrimar el hombro, ya que las ventajas las vamos a disfrutar todos”.

La Policía de Madrid, por su parte, también denuncia que esta medida sería contraproducente para la imagen del Cuerpo porque “no es serio realizar persecuciones policiales en patinete”, pero el equipo de la alcaldesa de Madrid afirma que, de igual manera, los delincuentes deberán adaptar su actividad a la nueva normativa y huir en patinete de la Policía.

Con esta actuación se pretende también favorecer la movilidad del transporte público, que a partir del mes de diciembre consistirá en conductores de la EMT llevando a los pasajeros en Segway o bicicleta eléctrica, añadiendo además patinetes para cubrir la hora punta.

La A-6 es el siguiente objetivo del plan Todo Peatonal (TP), ofreciendo así la posibilidad de llegar a La Coruña en bicicleta, que es “con lo que sueñan los madrileños”, ha declarado Carmena, que tampoco descarta hacer peatonales la mitad de las pistas del aeropuerto de Barajas.