Aunque ya han pasado 35 años desde que se creó la policía autonómica de Cataluña, una encuesta llevada a cabo por la Generalitat ha dejado de manifiesto que el 90% de los Mossos d’Esquadra no sabe qué significa “Mosso d’Esquadra”. “Suena a mocho de cuadra, pero no va de eso, no sé, la verdad es que nunca hemos preguntado, son cosas catalanas”, reconoce el comisario Miquel Esquius.

Según los responsables del estudio, dos de cada tres agentes creen que “Mosso d’Esquadra” es el nombre del fundador de la empresa. “No le pongo cara, pero Mosso debió ser una persona muy influyente”, asegura un orgulloso oficial. Debido al peculiar nombre del cuerpo, los Mossos d’Esquadra no están completamente seguros de formar parte de un cuerpo policial. “Al final uno viene aquí a hacer su trabajo y no tiene tiempo para pensar en estas cosas”, declara un sargento.

En otras zonas del territorio estatal entienden perfectamente lo que se vive en Cataluña. “¿Ertzaintza? Buf, ni idea, será algo vasco”, dicen desde la policía vasca. Es tal la confusión que se vive dentro de ese cuerpo policial que, durante años, muchos de sus agentes pensaban que formaban parte de ETA por culpa de los pasamontañas. “Los uniformes de la policía y de los terroristas eran muy parecidos y generaban confusión”, recuerdan desde la Ertzaintza.

De todas formas, el caso más grave se produce en Navarra, donde absolutamente todos los agentes de la Policía Foral creen ser guardabosques, llegando a negarse a llevar pistola. “Con este nombre no podemos ir por ahí armados como si fuésemos policías de verdad”, aseguran.