Diciendo que el éxito de sus grabaciones con el excomisario Villarejo, difundidas hoy, son solo “la punta del iceberg” de su colaboración, María Dolores de Cospedal ha anunciado su dimisión de la ejecutiva del Partido Popular a fin de centrarse en el lanzamiento de su nuevo disco, que se titulará “El rey de las cloacas” y saldrá a la venta en diciembre.

“Creo que esto es lo que le conviene ahora a mi carrera, centrarme en mi auténtica pasión: grabar conversaciones con Villarejo y remezclarlas”, explica la política popular y exministra de Defensa, que está “muy emocionada” con su nueva etapa.

Algunos de los títulos de este nuevo trabajo son “Preso”, “De aquí no sales” y “Arenas, Arenitas” en los que mezcla flamenco, jazz y conversaciones grabadas de forma clandestina. Cospedal espera que otros colaboradores habituales de Villarejo, como Dolores Delgado o Corinna zu Sayn-Wittgenstein, también participen en algunos temas.

Según Cospedal, el nuevo álbum “va a ser la bomba y va a ponerlo todos patas arriba: el Gobierno, el PP, el hip-hop… todo” y ha adelantado que “también habrá un ‘featuring Pitbull’, que él se apunta a todo”.