En los últimos años, con el auge de internet y de las cámaras en los teléfonos móviles, se ha comprobado que hay muchos héroes anónimos ejerciendo sin permiso en España, sin el uniforme reglamentario y sin estar dados de alta como autónomos en el epígrafe correspondiente. Es por eso que el Gobierno ha aprobado un decreto ley esta semana que obligará a todos los héroes a llevar capa a partir de 2020.

“Hay muchos españoles llevando a cabo actos heroicos en negro”, ha denunciado María Jesús Montero, la ministra de Hacienda, en rueda de prensa. “Salvando vidas en situación irregular se está perjudicando a todos los héroes que sí cumplen sus obligaciones tributarias”, ha explicado tratando de concienciar a la ciudadanía.

Muchos héroes españoles protestan porque se han retirado las cabinas telefónicas de las calles y no saben dónde cambiarse. “Yo personalmente no me pongo la capa porque no me voy a cambiar en medio de la calle. Me podrían acusar de escándalo público”, declara el héroe anónimo que rescató cerca de 500 litros de cerveza tras un accidente del camión que la transportaba. El Gobierno solo volverá a instalar cabinas telefónicas en las calles si los héroes se comprometen a ponerse la capa y también el calzoncillo por encima del pantalón.

A última hora de la mañana, el Gobierno también ha anunciado que, a partir de 2020, todos los villanos tendrán que tener su propia risa maligna y un plan realista para acabar con el mundo validado por el ayuntamiento.