Pese a llevar más de treinta años casada y haber tenido dos hijos con él, Cristina Castaño, natural de Zaragoza, sigue teniendo a su marido como “Pablo primo de Puri” en la agenda del móvil. “Puri nos presentó en una discoteca, yo había bebido y cuando me dio su número fue lo primero que se me ocurrió y lo apunté así en un papel”, explica la mujer.

Aunque la relación entre ellos enseguida empezó a ser estable, Cristina nunca encontró el momento ni la necesidad de cambiar el nombre con el que aparece su marido en la agenda, ni siquiera cuando la copió en su primer teléfono móvil en 2002. “Tengo seis contactos que se llaman Pablo, tal como lo tengo ahora nunca me confundo”, explica. Fuentes cercanas a la familia aseguran que Cristina Castaño tiene guardados en la agenda a los dos hijos que ha tenido con “Pablo primo de Puri” como “Hijo 1” e “Hijo 2”.

“Cuando quiero que alguno de mis hijos consulte algo con su padre le digo que hable con el primo de Puri también”, explica Castaño.

Cuando ya se van a cumplir treinta y cinco años desde que se conocieron en la Discoteca James Joyce de Zaragoza, Cristina todavía no ha aceptado la petición de amistad en Facebook de su marido. “Tenemos a su prima Puri como amiga en común, pero no me gusta ir agregando a todo el mundo”, asegura. “Ya lo veo todos los días en casa”, añade.

Al cierre de la edición, la prensa ha podido tener acceso al teléfono móvil de “Pablo primo de Puri” y ha descubierto que él tiene a su mujer como “amiga borracha de Puri”.