Tras asegurarse de que no había nadie en casa, Magdalena Larson, una ciudadana de Madrid, ha querido informarse sobre Vox y ha activado el “modo incógnito” del navegador antes de introducir las palabras “programa partido Vox” en Google.

“Veamos, veamos…”, ha dicho con curiosidad pero admitiendo que sería “absolutamente vergonzoso” no solo que alguien la viera navegando por la web de Vox sino también que luego le aparecieran anuncios raros al navegar por Internet o se vincularan a su perfil de Google algunos de los vídeos que piensa ver en Youtube. Larson no sabe si simpatiza con el partido o es solo curiosidad, pero sí tiene claro que prefiere que “nada de esto” aparezca en su historial de navegación.

Según las fuentes, tras ver algunas fotos de los actos de precampaña de Vox, Larson ha dejado abierta la página de YouPorn para que ningún miembro de su familia sospeche que a ella le podrían según qué cosas.