Inmerso en la preparación de la gira de su último disco, Paul McCartney insiste por sexto año consecutivo en incluir la canción de Oasis “Wonderwall” en la lista de temas “míticos de los Beatles” para interpretar al final de cada concierto. “Yesterday, Let It Be, Wonderwall, la gente quiere escucharlas aunque sean antiguas, son éxitos que nunca mueren”, insiste el artista.

Incapaces de contradecirle, los asesores del exbeatle intentan sin éxito convencer a McCartney de que “este tema es mejor no tocarlo porque la versión más conocida es la que hizo Oasis”. El británico, sin embargo, replica que “sean quienes sean esos Oasis lo que no puedo hacer es renunciar a interpretar mis clásicos solo porque otros los hayan versionado. ¿Quién no los ha versionado? Por eso son clásicos”.

El cantante, además, defiende que “Wonderwall” tiene un significado especial para él porque es una canción que escribió para su esposa Linda. “I don’t believe that anybody feels the way I do about you now”, recita emocionado.

La parte positiva este año es que, según parece, McCartney aún no ha propuesto arrancar los conciertos con “With Or Without You”, el tema que supuestamente escribió contra John Lennon en plena disolución de los Beatles.