Después de saberse ayer que la juez Carmen Rodríguez-Medel archivaba la investigación principal del caso máster y levantaba todas las imputaciones por los delitos de prevaricación administrativa y cohecho, la propia magistrada anunciaba hoy que la cadena de supermercados Eroski tendrá que devolver las cremas antiedad que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sustrajo supuestamente en 2011.

A través de su escrito, Rodríguez-Medel deja claro que esta decisión deriva exclusivamente de la resolución del Supremo y del informe del teniente fiscal de dicho tribunal, Luis Navajas. Según la juez, si no se puede actuar contra el líder del PP, Pablo Casado, por prevaricación y cohecho, tampoco procede hacerlo contra el resto. Y eso incluye a Cifuentes y todo lo relacionado con su máster y sus cremas antiedad, insiste.

Eroski no solo tendrá que devolver a la expresidenta las cremas que le requisó. El vigilante de seguridad que la escoltó hasta una zona reservada del local, ante la sospecha de que hubiese robado productos cosméticos, deberá disculparse personalmente. Asimismo, el entorno de Cristina Cifuentes ha confirmado que ésta no descarta reclamar a la cadena de supermercados todos los años que no pudo quitarse al no disponer de las cremas que se le arrebataron.

Al cierre de la edición, Pablo Casado ha anunciado que en 2010 robó unos gemelos de Emidio Tucci en El Corte Inglés y exige que el centro comercial se los devuelva también en virtud de la sentencia del caso máster.