Más de 24 horas después de una visita conmemorativa al suburbano madrileño, Felipe VI permanece atrapado y caminando entre los pasillos al confundirse en un transbordo y no saber salir, según han informado fuentes de la Casa Real. “Hemos puesto anuncios pidiendo a la gente que lo vea que le ayude a salir o le dé comida porque está desvalido y probablemente muy desorientado”, explicaba un portavoz de la Casa Real esta mañana en una comparecencia urgente pidiendo la colaboración ciudadana.

Según se ha podido saber, Su Majestad se desorientó al término de la visita tras confundirse por los pasillos y a estas horas todavía no ha logrado salir del suburbano, donde ha pasado la noche. “El rey Felipe VI es identificable por su gran altura y por el hecho de que saluda a todo el mundo sin desconfiar de nadie”, ha explicado el portavoz de la Casa Real.

Según algunos testigos, en estos momentos el rey se ha visto obligado a pedir comida a algunos pasajeros argumentando que no tiene trabajo.