Araba Saudí podrá probar en la región de Murcia las últimas 400 bombas que le ha vendido el Gobierno de España. Lo confirmaba esta mañana la ministra de Defensa, Margarita Robles, argumentando que “es lógico que el cliente quiera comprobar que está todo bien”.

La Real Fuerza Aérea Saudí bombardeará Murcia “los próximos días”, siempre con la supervisión de las Fuerzas Armadas de España, que se asegurarán de que las bombas caigan “en esta comunidad autónoma, sin afectar al resto”. Robles ha avisado de que “es posible” que en Alicante se detecten “algunos temblores”, pero nada que deba preocupar a la ciudadanía.

Los huertos que puedan quedar afectados por el bombardeo serán replantados con una pequeña ayuda de 50 euros y el mulo Pepe será trasladado al cobertizo para mayor seguridad. “Nos viene fenomenal que el AVE esté soterrado, no hay que temer por las infraestructuras”, agregaba la titular de Defensa.

Poco después de las declaraciones de la ministra, el líder de la oposición, Pablo Casado, ha criticado que el Ejecutivo no haya consultado este procedimiento al resto de formaciones políticas, pues considera que “aparte de Murcia se hubiera podido bombardear Cataluña y resolver de paso este otro asunto”.