La quinta gala de Canción Triunfo 2018 ya está aquí. Un miércoles más, el presentador Roberto Leandro ha vuelto a los mandos del formato de Televisión Española para presentar una nueva entrega repleta de sorpresas y actuaciones de primer nivel. Sin duda, una noche marcada por la cuarta expulsión de Canción Triunfo 2018-B.

Carlos Right y Dave se han enfrentado al veredicto de los espectadores para conocer quién conservaba una semana más su plaza en Escuela Canción.

“Yo me quedo aquí porque tengo una lavadora puesta”, dijo Carlos Right.

“Pues yo tengo que quedarme aquí porque ahí fuera no tengo a nadie y si me expulsan estaré condenado a la soledad… Tú al menos tienes una familia, alguien te está esperando. Yo solo soy una persona entre estas cuatro paredes maravillosas, pero si salgo… si salgo ahí fuera haré alguna tontería [como matarme]”, contestó el otro concursante.

¡Qué reñido estuvo el encuentro!

Como siempre, el jurado también ha tenido su momento de protagonismo y estuvieron emulando los juicios de Núremberg durante un rato, olvidando que lo que tenían que hacer era juzgar canciones y no cosas históricas.

Despedida muy emotiva y el esperado regreso de Miriam al plató de Operación Triunfo 2018 con la compañía de Pablo López, para quien sepa quiénes son y se alegre de verlos. Bellísimas personas.

Actuación grupal

No puede empezar una gala de Canción Triunfo sin todos los concursantes encima del escenario para interpretar la actuación grupal, en este caso una versión musical de ‘La última cena’ que indignó a mucho curita en las redes.

Sin duda, un espectáculo muy enérgico que ha anticipado los grandes números que se han podido disfrutar a lo largo de la velada. Hubo cinco desmayos solo con la primera actuación. Por suerte, esta vez la organización ha añadido a un niño vendiendo limonada en el escenario, lo que ha apagado la sed de los concursantes previo pago de una moneda de 50 céntimos por cada vaso de limonada.

Carlos Right Oh yeah Johnson se la juega con el inglés y una buena dosis de baile

Carlos Right ha sido el primer nominado en subir al escenario de Canción Triunfo 2018. Sin duda, el participante catalán se la ha jugado con su elección. Y es que ha decidido pasar de canciones en español y sin baile al inglés y con una buena dosis de coreografía.

“Quiero aprovechar la nominación para hacer algo diferente as we talk, you know me, I know you” afirmaba el concursante, improvisando el inglés.

I don’t know how to love anyone anymore della stradda. Non sono una signorina, sono un poveretto… Imma Mario!! Mario!! Oh, Luigi… Oh…”, cantó en un inglés muy suyo.

La coreografía consistió en tumbarse en el suelo. “No bailar también es bailar…”, dijo.

El Señor Matías volvió a hacer el ridículo

Se pasó toda la gala llorando y diciendo que echa de menos a su mujer y que todo ha sido un error y que por favor lo nominaran. “Los jóvenes que hay aquí me pegan”, dijo de sus compañeros. ¡Qué chivato!

El jurado quedó conmovido con su actuación y no lo nominó, condenándolo a una semana más en Escuela Canción.

El concursante, que entró en el certamen por error mientras buscaba una tienda de tresillos, está preocupado porque tiene que cambiar el ticket del parquímetro pero eso no podrá ser hasta que lo expulsen.

Oh, estuvo fatal el concursante del pelito rizado intentando defender el tema instrumental Tubular Bells de Mike Oldfield sorbiendo espaguetis. Fatal, no solo no tuvo sonoridad sino que, como el tema es muy largo, acabó vomitando la pasta.

Cecilia Natalia y Cecilia Julia, la actuación más esperada de la Gala 5

Sin duda, una de las grandes sorpresas de la semana ha sido el tema que han tenido que defender Cecilia y Cecilia. Y es que en la repartición del pasado jueves ya saltaron todas las alarmas. El claustro de profesores decidió que las dos concursantes interpretaran uno de los temas del momento: ‘Apología de lo cotidiano’ del rapero Valtonyc. Una canción que, como era de esperar, ha supuesto una demanda de la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo.

Defendieron el tema muy decentemente, pero ahora todos los ojos están pendientes de cómo se defenderán ante los jueces.

El hecho de que todos los concursantes escogieran “Cecilia” como nombre artístico trae de cabeza a los profesores, que se han hecho un lío con las expulsiones esta vez. El resultado fue que anoche, en vez de expulsados, hubo 17 nuevos ingresos en Escuela Canción, 12 personas del público y 5 técnicos del plató que ahora tendrán que cambiar todos su trayectoria profesional para intentar hacerse un hueco en el mundo de la canción ligera.