Tras diversos rumores que apuntaban a que Albert Rivera se había saltado un control de drogas y explosivos en el aeropuerto de El Prat, diversas fuentes señalan que el control era únicamente de explosivos y que el líder de Ciudadanos se lo saltó porque acababa de consumir nitroglicerina. “Llevaba una cantidad de explosivos encima considerable y hubiera sido un escándalo que fuera retenido por ese motivo”, explica una fuente anónima cercana al político de la formación naranja.

Uno de los dos vigilantes de seguridad de la empresa Trablisa encargados de realizar el control que se saltó Albert Rivera confirma también que, efectivamente, le permitieron saltarse el control porque oyeron un “tic-tac” en el interior de su cuerpo y temieron por la seguridad de todo el aeropuerto.

“Albert [Rivera] necesita muchos explosivos para funcionar: nitroglicerina, dinamita, lo que sea. De hecho lleva una bomba en el interior de su cuerpo y, si deja de hablar de política, explota. Si deja de pensar en España, explota y nos vamos todos con él”, explica una fuente de Ciudadanos.

“Si deja de intentar pactar, también explota. Lo que lleva ahí dentro podría hacer volar todo el país”, añade.

Según este informante, si Rivera lo desea y se abre la camisa “y hace fuerza”, también explota, “así que cuidado”.

Las mismas fuentes señalan que Rivera no habría tenido inconveniente en pasar el control antidrogas “pero el de explosivos sí, es comprometido para él”.