Hoy han salido a la luz unas imágenes tomadas a las puertas del Congreso de los Diputados en las que se puede ver a un agente antidisturbios a punto de jubilarse pegándose a sí mismo “por tener un aspecto parecido al de los manifestantes” durante las protestas de los pensionistas

En la grabación, difundida a través de las redes sociales, se puede observar cómo el antidisturbios se golpea en su propia cabeza con virulencia mientras lanza proclamas en las que demanda una pensión digna. “Reclamar tus derechos no está reñido con cumplir con tu trabajo”, celebra el inspector jefe al cargo de la unidad en la que se encontraba el agente.

Durante el forcejeo consigo mismo, el agente llegó a dispararse en el ojo con una pelota de goma. “Analizando la grabación se ve que la reacción del agente fue proporcionada porque él mismo se estaba agrediendo”, explica su superior. “En cuanto se jubile y pase a ser pensionista será condenado por agredir a la autoridad”, informa.

Debido a las lesiones sufridas, el antidisturbios ha sido ingresado en el Hospital de La Paz de Madrid y se encuentra de baja. Fuentes cercanas al centro aseguran que el agente no descarta denunciarse a sí mismo y pedir una compensación económica. “Está dispuesto a sacarse hasta el último céntimo”, apuntan desde el hospital.