Una familia de Valladolid lleva cuatro días sin denunciar la desaparición de su hijo de cinco años por miedo a que el caso despierte el interés del dúo musical Andy y Lucas, después de que éstos exhibiesen en uno de sus últimos conciertos una camiseta de fotos de niños asesinados pidiendo justicia con el mensaje de “Justicia ya”. Los padres de la criatura se niegan a exponerse a una humillación semejante y esperan que el asunto “se resuelva de alguna manera, sin que esos dos se enteren”.

“Cuando me di cuenta de que mi pequeño Luis no estaba, lo primero que me vino a la cabeza fue la imagen del rostro de mi niño en un concierto de Andy y Lucas. En este momento, el mundo se te cae encima, te quedas en shock”, confiesa la madre del desaparecido. Toda la familia y algunos vecinos del pequeño Luis llevan más de 72 horas realizando batidas en las afueras de la ciudad, intentando ser discretos para que el caso no salte a la Policía y a Andy y Lucas.

“Me veo capaz de negociar con el secuestrador de mi hijo pero no con Andy y Lucas”, reconoce el padre de Luis.

El alcalde de Valladolid, que finalmente ha sido informado de lo que está pasando, ha susurrado un llamamiento a la calma y ha pedido la colaboración de todos “para que aquellos dos no se enteren, por el bien del pequeño y de la propia investigación”.