Asumiendo que “un presidente a veces tiene que hacer lo que tiene que hacer”, Pedro Sánchez ha comido hoy a solas una vez más, como lleva haciendo los últimos dos meses al no encontrar apoyos ni en Podemos, ni en los nacionalistas ni en ninguna de las fuerzas que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy. “Lo peor de tener un gobierno en minoría son las comidas. La mayoría traemos fiambrera”, aseguraba hoy un miembro del PSOE.

“Ey… ¿Vais a comer por ahí? ¿Hacéis algo? Hay hambre, hay hambre… Uf, pensaba que no llegaría nunca el momento de salir a comer y desconectar en compañía”, se ha oído comentar a Pedro Sánchez esta mañana en los pasillos del Congreso sin obtener respuestas concretas de ninguno de los diputados con los que ha hablado.

“Ah, bueno, claro, si ya tenéis reserva… No, claro, es un lío. Tampoco tengo mucha hambre. Quizá ni como”, ha dicho también el presidente.

A última hora, se ha visto a Pedro Sánchez en el Starbucks de Fuente Neptuno.