“¿Querréis una bolsa o traéis una?”. Con esta pregunta despedirán los hospitales a los padres que acaben de tener un bebé, que ya no se entregará en una bolsa gratuita para llevarlo como se ha hecho siempre, según ha informado el Ministerio de Sanidad, que busca reducir el consumo de plástico pese a lo difíciles de llevar que son los bebés.

“¿Que si quiero bolsa? Pues claro que quiero bolsa, ¿cómo tengo que llevarme al bebé, en las manos como un gilipollas? ¿Es que no ven lo cargado que voy con pañales y biberones y ropita y mierdas?”, se quejaba esta mañana un padre primerizo al salir con su hijo del hospital Gregorio Marañón, y tras pagar 20 céntimos por una bolsa para poder llevarse a su bebé. Hasta ahora, los españoles que tenían un bebé podían pedir todas las bolsas de plástico que necesitaran para llevárselo.

“Mi hija ha pesado cuatro kilos, así que hemos tenido que pagar dos bolsas para asegurarnos de que aguantan”, se quejaba otra madre.

Muchos padres lamentan que el Ministerio de Sanidad haya implantado la medida sin que los hospitales alertaran a los futuros padres para que trajeran bolsas de casa. “Es un robo, es cobrar por cobrar”, lamentan otros padres que finalmente han decidido coger al niño con sus propias manos y que, según explican, cuando lleguen a casa tendrán que dejar al crío en el suelo “o aguantarlo con los dientes” para poder sacar las llaves y abrir la puerta.

“Si tienes gemelos te sale a cuenta comprar la bolsa de tela del hospital pero al final vas haciéndoles publicidad gratis de la Seguridad Social, así que lo que he hecho es llevarme al niño en una bolsa del Condis que tenía en el bolsillo y ya está”, explicaba otro padre.