En plena polémica con el sector del taxi, y después de ofrecer ayer viajes gratis a todos sus clientes, la compañía de transporte de viajeros Cabify ha llegado a un acuerdo con los principales distribuidores de agua mineral de España para que éstos regalen coches con conductor a quienes compren una botella en cualquier supermercado, tienda o máquina expendedora. “Nosotros regalamos botellas de agua y ellos regalan nuestros coches, tiene sentido”, argumenta un portavoz de Cabify.

“Me he hecho un lío y ahora no sé si he comprado agua y me regalan el coche o si he pedido un Cabify y me regalan agua. Me preguntan si la temperatura es de mi agrado y no sé si se refieren a la del agua o a la del coche. No sé adónde ir y se me ha pasado la sed”, lamentaba uno de los primeros españoles en disfrutar de esta oferta cruzada.

“Tengo la nevera llena de botellas de agua a medio terminar y ahora tendré también el garaje lleno de coches negros”, añadía otro cliente de Madrid.

En los supermercados, la oferta también está obligando a la gente a adaptarse. “He comprado un pack de doce botellas de litro y medio y me corresponde una flota de doce coches de Cabify. He pedido una bolsa grande pero creo que no será suficiente. Tendría que haber venido con el carrito”, explica una señora de Barcelona en la cola de un supermercado. “Ni siquiera tengo el carné de coche, pero bueno, por suerte regalan el conductor también”, matiza.

Se rumorea que el sector del taxi no tardará en contraatacar regalando antorchas en llamas a sus clientes para que quemen coches con licencias VTC.