Francia, la séptima economía mundial, ha advertido hoy de que la supervivencia de su civilización y de todo su sistema económico a corto y largo plazo se ha visto amenazada por la llegada de 58 personas en un bote.

“Las consecuencias son incalculables. Estas personas tendrán un impacto duradero en nuestro PIB, nos arriesgamos incluso a caer al octavo puesto en la lista de las economías más fuertes del mundo, no podemos correr este riesgo”, aseguraba hoy el Ministerio de Economía francés.

“Nuestro país nunca ha tenido que hacer frente a una amenaza como esta. 58 personas, estamos hablando de mucha gente, como si contáramos cinco veces todos los dedos de las dos manos, es una cifra enorme, roza los sesenta”, ha subrayado el ministerio en una rueda de prensa, reiterando al mismo tiempo su compromiso con la vida humana, los refugiados y los migrantes mientras retuiteaba un mensaje del presidente francés que rezaba “Refugees welcome everywhere” escrito a tamaño 35 con la fuente Wordart sobre fondo azul.

Artículo original del diario francés Le Gorafi.