Cientos de españoles se están quejando estos días a Apple porque, al activar el asistente por voz de sus teléfonos diciendo “Oye, Siri”, les responde el excomisario de Policía José Manuel Villarejo, cuyas escuchas han puesto en duda recientemente la continuidad de la ministra de Justicia, Dolores Delgado. “No quiero que este señor esté escuchando todo lo que digo a través del iPhone, no conozco a ese señor y solo sé que ha perjudicado ya a mucha gente”, se queja José M., uno de los usuarios afectados.

“Estuve hablando de zapatos con una amiga y al cabo de unas horas se me activó Villarejo y me dijo que quizá me interesaba una zapatería a quinientos metros”, escribía esta mañana en las redes sociales otra víctima del excomisario, que sumaba su caso a los de Dolores Delgado, Baltasar Garzón, Corinna zu Sayn-Wittgenstein y varios implicados en la operación Tandem.

Los expertos consultados coinciden en que el problema es el mal uso que se hace de la tecnología; el desconocimiento lleva a que se puedan cometer abusos. El principal problema es, en su opinión, que la mayoría de usuarios nunca se lee los términos y condiciones de privacidad de las aplicaciones que se instalan en el móvil. “Si no quieres que el excomisario escuche lo que dices, vas a ajustes, aplicaciones y allí desactivas la opción Villarejo. Así de fácil”, comenta un portavoz de Apple.

Hace unas horas, se ha confirmado el rumor de que los usuarios de Android que digan “OK Villarejo” permitirán al excomisario mandar todas tus grabaciones a la Audiencia Nacional.