Tras intentar formar un lazo amarillo gigante en defensa de los presos políticos independentistas, algunos de los cuales llevan más de un año en prisión preventiva, un grupo numeroso de catalanes ha quedado atrapado en el mismo después de que el lazo accidentalmente haya formado una banda de Moebius, lo que les ha arrojado a un bucle infinito. “Llevamos horas caminando hacia delante y hacia atrás pero estamos en el mismo sitio”, explica por teléfono una de las personas atrapadas.

“El lazo tiene dos caras que en realidad son la misma y ya no sabemos cuándo estamos mirando a la izquierda y cuándo a la derecha”, explica otra de las víctimas. “Yo creo que esto es una trampa de España para dejar al independentismo fuera de la realidad cognoscible”, aventura.

Diversos unionistas que han acudido a quitar el lazo argumentando que “las paradojas matemáticas son un espacio de todos que debe permanecer neutro y ajeno a los símbolos políticos” también han quedado atrapados por el bucle infinito.

A última hora, diversos matemáticos han alertado de que, puesto que la banda de Moebius no tiene exterior ni interior sino solo una cara, todos los catalanes están atrapados en ella.