Tras pasar toda la mañana esperando en el juzgado de Instrucción número 11 de Madrid a que se presentara un actor que lo insultó hace más de un año, Dios ha tenido que desatender sus otros asuntos, lo que ha provocado al menos 10 víctimas mortales y más de 300 heridos por un tifón en Japón, según las últimas cifras facilitadas este miércoles por el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga. La mayoría de las víctimas —los medios nipones hablan ya de 11 muertos— sufrieron caídas causadas por las ráfagas huracanadas o resultaron golpeadas por objetos proyectados por el viento.

El Todopoderoso ha lamentado que ésta sea la tercera vez que el actor que lo insultó se ausenta en el juicio, provocando numerosas víctimas mortales, gran cantidad de daños materiales y sembrando el caos en los transportes. “Creo fervientemente en la justicia, pero pienso que podría ser algo más rápida”, reconoció asimismo el Creador del Cielo y de la Tierra a su salida de los juzgados.

“Ahora perderé toda la mañana escuchando unos rezos que perfectamente nos podríamos haber evitado”, se ha quejado visiblemente molesto. Reconstruir la zona catastrófica le llevará a Dios entre cuatro y cinco días, lo que le obligará a desatender otros asuntos. “Yo ya no soy el de antes, el que te construía todo el Universo en siete días”, ha confesado antes de entrar en un taxi a la salida de los juzgados.

Millones de personas de todo el mundo han volcado su ira sobre el actor que insultó a Dios en julio de 2017, y lo culpan a él de las muertes y de todos los daños materiales. En caso de perder el juicio, el artista tendrá que pagar las costas y los daños, que en estos momentos ya ascienden a más de doce mil millones de euros.

Ante la posibilidad de que el actor siga escaqueándose de la justicia, Dios asegura que tarde o temprano se verán en el juicio final.