El fabricante de inodoros Roca ha sorprendido esta semana con su nueva campaña con la que premiará a los clientes más hábiles que hagan sus necesidades sin manchar la porcelana ni el papel higiénico. Quienes encadenen diez “perfects” seguidos, logrando que sus deposiciones desaparezcan limpiamente, recibirán un inodoro nuevo y un diploma oficial de la compañía.

Para optar al premio, los candidatos deberán subir a la página web de Roca los vídeos que acrediten sus hazañas o, en su defecto, haber hecho sus deposiciones ante notario. “Queremos que sea un concurso totalmente limpio, pero es verdad que no hay muchos notarios que se presten a certificar este tipo de cosas, así que los vídeos hechos con el móvil también se admitirán”, aclaran desde la empresa.

Aunque la iniciativa ha sido acogida con entusiasmo en las redes sociales, muchos consideran que los inodoros nuevos deberían ser “para los que hacemos derrapes y acrobacias, que somos los que necesitamos renovar la porcelana más a menudo”, en palabras de uno de los clientes de Roca. La empresa admite que no dispondría de stock suficiente para premiar a todos los que dejan la taza “como una pista del Dakar”.

Para los más pequeños, el fabricante expondrá en sus tiendas “los muñecos de barro más divertidos”.