Apenas unas semanas después de haber estrenado mundialmente “Misión Imposible: Fallout”, la distribuidora estadounidense Paramount Pictures ha adelantado que el año que viene habrá una séptima entrega de la franquicia protagonizada también por Tom Cruise. La trama se centrará en los esfuerzos del protagonista por salir del armario.

“El agente Ethan Hunt, al que interpreta Tom Cruise pero no es él sino un personaje de ficción, tiene que luchar contra una malvada corporación llamada Cienciología que le obliga a mantener en secreto su identidad sexual, pero Hunt, que no es Cruise porque Tom Cruise solo es un actor que sigue un guion que escriben otras personas, empezará a cuestionar la misión y se rebelará contra los cienciólogos, que fuerzan a Hunt -el personaje que no existe en la realidad y al que da vida Cruise en la ficción- a casarse con mujeres para encubrir su verdadera identidad”, explica la distribuidora en un comunicado emitido hoy.

Muchos ven en el argumento de la película grandes similitudes con “Buried”, el aclamado film de Rodrigo Cortés que muestra a su protagonista encerrado en un ataúd. “Cruise, o sea, su personaje que no es él, está también encerrado en el armario y eso genera un ambiente agobiante y pesadillesco que sin duda elevará la saga a otro nivel”, adelantan los críticos.

Los responsables de “Misión Imposible 7: Out Of The Closet” están negociando la participación de John Travolta, que encarnaría también a un agente secreto desengañado y decidido a traicionar una misión que considera injusta. “Travolta se lo está pensando porque es un personaje tan alejado de su realidad y de su mundo que es un reto para cualquier intérprete meterse en la piel de alguien así”, reconocen desde Paramount. “Lo mismo le ocurre a Tom Cruise, que no tiene nada en común con ese agente gay inventado por unos guionistas que se sacan cosas de la manga que no ocurren en la realidad”, añaden.

Aunque la historia tiene un carácter introspectivo “y gran parte de la acción se desarrolla en los pensamientos del protagonista que no es Tom Cruise sino su rol en la ficción”, la próxima película no renuncia a los efectos especiales y, de hecho, “mostrará a Hunt bastante más bajito de lo que aparenta en las entregas anteriores, y para lograrlo tendremos que rebajar la estatura de Tom Cruise con complejos procesos de digitalización, porque el actor en la realidad es muchísimo más alto”, explica la distribuidora.