Una ‘stripper’ resultó herida leve ayer en Madrid a causa de la mordedura de un señor que no tuvo la paciencia suficiente para esperar a comerse la tarta en la que la chica estaba escondida, dispuesta a sorprenderle.

El agresor, Fernando Corbera, de 50 años, celebraba su cumpleaños en un restaurante cuando sus amigos le ofrecieron una tarta de proporciones similares a las de una persona agazapada. Según los testigos, los amigos de Fernando le advirtieron de que en el interior del pastel había una sorpresa. Sin embargo, el homenajeado dijo “espero que sea Nutella”, y se abalanzó sobre el dulce.

Pese a los gritos de sus amigos, Corbera hincó el diente con tal fiereza que hirió a la ‘stripper’ que había en su interior. La joven necesitó doce puntos de sutura.

Por su parte, Fernando se defendió diciendo que “con las cosas del comer, poca broma”, y añadió que le parecía una falta de respeto desperdiciar un pastel tan grande. Aun así, deberá pagar la tarta “porque mordió la sorpresa”.

Esta semana también se ha conocido un caso similar en el que un asturiano arrancó tres dedos a una ‘stripper’ escondida dentro de un cachopo.