El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha confirmado que el Ejecutivo va a modificar la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 2013 del Gobierno de Mariano Rajoy. Si eres arrendador o arrendatario, ten en cuenta los siguientes cambios, que son los que más te afectarán.

El inquilino puede utilizar las paredes de la vivienda para acoplar sus larvas y los desperfectos que ocasionen éstas deberán ser reparados por el propietario. Si la larva xenomorfa ha accedido al arrendatario con un nuevo cuerpo, éste tendrá un margen de dos años para abandonar el inmueble a partir de la fecha del fin del contrato.

Si el propietario no tiene intención de renovar el contrato de alquiler, deberá indicarlo diariamente situándose debajo del balcón del piso alquilado para gritar, ante notario, “No tengo intención de renovar el contrato de alquiler”.

El propietario ya no tiene derecho a vender al inquilino y a la familia de éste a fondos de inversión de manera unilateral. De formalizarse una venta por mutuo acuerdo, deberá certificarse que los niños son mayores de 13 años y sus tutores tendrán que firmar un documento autorizando a ceder a sus retoños a un fondo buitre.

Rubén pasa a la habitación pequeña porque lleva ya un año y medio en la grande y lo normal es que se vaya rotando, estaría bueno.

Contrariamente a lo que disponía la ley anterior, será ahora el propietario el que deberá espantar las moscas u otros insectos que se cuelen en el inmueble, empleando todos los medios a su alcance para que éstos no revoloteen por la casa más de dos horas seguidas “salvo que el inquilino se encariñe con el animal y decida acogerlo”. De ser así, tendrá que firmar un “Documento de acogida temporal de insecto en periodo estival (formulario 507)”.

Mariano Rajoy tendrá derecho a registrar cualquier propiedad arrendada en territorio nacional, siendo obligatorio invitarle a un aperitivo y ofrecerle un refrigerio de cortesía.

El inquilino tiene derecho a usar el gotelé para rascarse la espalda sin necesidad de abonar los diez euros adicionales que hasta ahora exigía la ley.