Pasando en pocos días de “Deberías ver ‘Rick and Morty’” a “Sería una auténtica pena para ti que te perdieras Rick and Morty”, las recomendaciones de Rubén Gollén, un joven de 34 años de Barcelona, para que sus amigos vean su serie de animación favorita han empezado a sonar cada vez más y más amenazantes y peligrosas, según fuentes cercanas.

“No quiero volver a repetirlo pero la gente que sabe lo que le conviene ve ‘Rick and Morty’”, repitió ayer Gollén dejando a sus amigos mirando al suelo y sin saber qué decir.

“Yo solo quiero lo mejor para ti y opino que sería una tragedia que dejaras pasar la oportunidad de ver la serie que te estoy diciendo”, alertó a continuación, detallando que las consecuencias de hacer caso omiso a sus “recomendaciones” podrían ser “nefastas”.

“Hacedme caso, joder. No entiendo por qué no me hacéis caso. ¿Qué he hecho yo para que me faltéis al respeto de esta manera y no veáis ‘Rick and Morty’?”, dijo.

Según las fuentes, Gollén llegó a afirmar que, si pudiera, ataría a sus amigos a un radiador hasta que vieran “toda la puta serie entera”. “Al principio no os gustaría, pero luego estoy seguro de que os iba a volver tan locos como a mí y entonces podríamos hablar de ese tema durante horas y horas y nuestra amistad sería más pura”, concluyó.