Este debate sigue haciendo correr ríos de tinta. Mientras cuidar de tu sobrino puede reforzar tus lazos familiares, jugar a la Play Station 4 puede ser muy divertido, incluso más que tu sobrino. Si este verano, con la llegada de las vacaciones, te encuentras en la situación de tener que elegir entre las dos opciones, estás de enhorabuena, pues uno de nuestros expertos ha probado las dos cosas. Aquí está su comparativa:

Instalación

Mientras la PS4 se enchufa fácilmente a la corriente eléctrica y al televisor a través de un sencillo cable HDMI, un sobrino necesita una cuna, bloqueos de seguridad en los enchufes, juguetes, construcción de casas de Lego, biberón y la colocación de entre dos y tres pañales en una mañana. Sony en este aspecto se ha esmerado más pensando en el usuario.

Autosatisfacción

Cuidar durante todo el día de tu sobrino y escuchar cómo te dice que te quiere puede resultar muy gratificante, pero conseguir acabarte el God of War es una sensación absolutamente mágica e indescriptible.

Responsabilidad

Si pierdes jugando a la PS4 te llevas un disgusto y como mucho puedes romper un mando al estrellarlo contra el suelo, pero si pierdes a tu sobrino te enfrentarás a todo tipo de problemas legales.

Comodidad

Si te cansas de jugar a la PS4 puedes dejarla en casa y salir a dar una vuelta, pero si te cansas de cuidar a tu sobrino da igual, tienes que quedarte con él hasta que aparezca tu hermano para recogerlo.

Emoción

Una buena partida al FIFA te puede hacer sentir como un futbolista profesional en un estadio lleno de miles de personas. Cuando cuidas de tu sobrino y él se esconde para jugar, lo normal es que lo haga tan mal que tengas que fingir que encontrarlo es muy emocionante, pero en realidad no lo has perdido de vista en ningún momento.

Diversión

Cientos de millones de usuarios pagan por jugar a la PS4 cada día, y cientos de millones de personas no cuidarían de tu sobrino por menos de diez euros la hora. Saca tus propias conclusiones.

Precio

La PS4 sigue rondando los 300 euros, pero tu sobrino te puede romper la PS4 y hacerte perder alrededor de 300 euros.

Conclusión

Después de pasar un día entero jugando a la PS4 y un día entero cuidando de tu sobrino, mi recomendación es que juegues a la PS4, pues tarde o temprano tu sobrino crecerá y lo último que querrás es que sea mejor que tú jugando a la consola.