Completamente cubierto de joyas confeccionadas con dientes humanos, Rodrigo Santos, uno de los directores generales de iDental, ha negado rotundamente que en sus clínicas se extrajeran piezas dentales sanas sin motivo. “En nuestras clínicas se han extraído dientes solo cuando hacía falta”, ha declarado.

“¿Vamos a estar hablando de mi majestuoso collar confeccionado con los trofeos de nuestra actividad o vamos a hablar de la difícil situación económica que ha obligado a que cerremos nuestras clínicas?”, ha insistido el directivo cuando los periodistas le han preguntado por las 300 muelas humanas que cuelgan de su cuello.

“No hay nada que apreciemos más que los dientes, para nosotros son como joyas o piedras preciosas”, ha declarado Santos, que tampoco ha querido explicar la presencia de 73 bidones con la etiqueta “saliva de los pacientes” que tiene acumulados en su despacho.