- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Consejos para intentar conducir con nieve y consejos para, posteriormente, distraerse en el coche tras quedarse atrapado

LA DGT ACONSEJA EQUIPAR EL COCHE CON RAQUETAS Y UNA JAURÍA DE PERROS

Conducir en condiciones adversas de climatología, especialmente con mucha nieve, puede ser peligroso. Sigue estos consejos a fin de hacer tu trayecto más seguro y más entretenido una vez hayas comprendido que no vas a poder seguir avanzando por la carretera:

Ata con cadenas las ruedas del coche para que sepan lo que es vivir esclavizado.

Abre las ventanillas porque, aunque haga frío, el viento en la cara es sinónimo de libertad.

No insultes a los conductores que te rodean en la autopista, piensa que compartirás los próximos meses con ellos, hasta que llegue la primavera y podáis escapar al fin.

Revisa el móvil todo el rato mientras conduces para que te confirme el tiempo que está haciendo fuera del coche y no necesites mirar la carretera.

Bebe mucho líquido para que, cuando salgas a orinar, te dé tiempo a escribir SOS sobre la nieve.

La calefacción del coche es una buena manera de mantener la temperatura y quedarse dormido poco a poco hasta morir intoxicados.

Alquila un Seat Panda: su suave pelaje te abrigará.

Usa la aplicación de Glovo para contratar a 50 repartidores que puedan arrastrar tu coche con sus motos.

Traza un círculo en la nieve y pronuncia las palabras IN NOMINE DEI NOSTRI SATANAS LUCIFERI EXCELSI para abrir una brecha hacia el infierno y derretirla.

Llama a Miguel, el marido de la Paqui, que tiene el camión en el garaje y te puede ir a buscar porque lleva años transportando por Europa y él sí que ha visto nevadas de verdad.

Recoge autoestopistas por si te entra hambre cuando te quedes atrapado.

Llévate entretenimiento: 50 libros, Jordi LP, los libros de la carrera de Ingeniería.

No olvides un coche de repuesto en el maletero.

Piensa como un ruso. Habla como un ruso. Sé un ruso. Siéntete poderoso. Ahora ya puedes salir del coche. Siente una euforia repentina. Desnúdate porque te mueres de calor. Saluda a tus padres, están ahí, sobre la nieve. Habla con ellos. Luego saluda a Chispi, el perro que tuviste hace treinta años. Están todos aquí, en la nieve. Estás bien, estás bien… shhh… duerme… duerme…

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.