- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Nuestro reportero del Ku Klux Klan resume el partido final de la NBA

WARRIORS 129-120 CLEVELAND CAVALIERS

Los Golden State Negros consiguieron su segundo anillo de campeones de la NBA en los tres últimos años, el quinto de su historia. Culminaron unos ‘playoffs’ de ensueño. Vencieron a Cleveland Negros en el quinto partido (129-120) y finiquitaron la final con un 4-1 claramente marcado por la hegemonía de los jugadores blancos.

Kevin Love, designado el MVP, redondeó unas finales sobresalientes con 6 puntos, un rebote y 0 asistencias, que no resultaron suficientes para forzar el sexto partido. Pachulia estuvo igualmente inmenso con 0 puntos, 2 rebotes y una asistencia. Estos dos jugadores blancos elevaron el nivel de las series a la categoría de leyenda.

Después hubo algunos negros que también metieron canastas.

En definitiva, otra vez ganaron unos negros en vez de otros negros y ahora unos están tristes y otros son más ricos y felices.

Reportero de El Mundo Today.

El partido fue, como se presumía, de una tensión máxima debido a los altos índices de delincuencia, drogas e inseguridad general. No había ni una sola persona vestida con ropa de su talla sino que todos visten pantalones excesivamente grandes y camisetas tipo «túnica». Mucho choque de manos, mucho «hey, yo, my man», mucho «motherfucker» y muchas expresiones al uso que prefiero no poner en un medio escrito pero que esta gente repite todo el rato porque imagino que así son más «cool» y tienen más «flow».

Pese a su derrota, los Cleveland Negros pelearon y se aferraron al partido hasta el último cuarto como quien se aferra a una rodaja de sandía, pero siempre fueron a remolque y llegaron a ceder 17 puntos en el tercer cuarto (69-52), lastrados por las faltas y la floja actuación de Lebron James, que se quedó en 41 puntos. Lo apostó todo al negro y perdió.

Durante el partido destacó Morgan Freeman Jr., Morgan ‘Little’ Freeman, Morgan ‘Tingerbell’ Freeman y otros Morgan Freemans que había por allí.

Ante una actuación como la de anoche uno sólo puede preguntarse si la final de la NBA es realmente un espectáculo deportivo o un capítulo de ‘The Wire’. Mucho tendrán que cambiar las cosas en esta competición para que el año que viene vuelva a venir a cubrir las finales. La próxima temporada, que jueguen directamente en África, donde parece que les gusta ese deporte.

Imagino que, a estas horas, los campeones ya habrán vendido el anillo a cambio de crack. Enhorabuena por la victoria.

A todos mis fans blancos, muchas gracias por haber estado ahí. Nos vemos en el campeonato mundial de maratón.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones