- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Pedro Sánchez no puede evitar llamar «Albert» a Pablo Iglesias durante su reunión con él

EL SOCIALISTA ASEGURA ESTAR "MUY ILUSIONADO" CON ESTA NUEVA ETAPA DE SU VIDA

“Pues claro que tanto el PSOE como yo confiamos en Podemos y en ti, Albert”, le ha dicho Pedro Sánchez al líder de Podemos durante la reunión que han mantenido esta mañana a fin de buscar un acuerdo de Gobierno. En su segunda reunión bilateral para intentar llegar a un pacto de investidura, el secretario general del PSOE habría llamado “Albert” en al menos doce ocasiones a Pablo Iglesias.

«Con Albert no hubo ningún problema en llegar a un acuerdo y creo que contigo tampoco lo habrá, Albert”, ha dicho el político socialista.

“Perdón, Pedro, Pablo. Pedro soy yo, tú eres Pablo. Albert es otra persona”, ha añadido a continuación, según las fuentes.

Desde el punto de vista de Sánchez, esta segunda reunión con Podemos es crucial porque “hemos valorado otras opciones, hemos estado con otras personas y hemos descubierto lo que realmente queremos”. Lo que los votantes socialistas esperan del partido es, según el socialista, “una coalición con ciudadanos… o sea, con los ciudadanos de Podemos”.

Sánchez e Iglesias se sondean mutuamente, según han informado diversos medios, durante la reunión para ver hasta dónde pueden llegar en las negociaciones con el objetivo de desbloquear la situación política a casi un mes de que se acabe el plazo. El PSOE no renuncia, según han explicado varios portavoces, a un gobierno con “representantes” de Ciudadanos y Podemos, aunque entienden que el acuerdo con Ciudadanos “quizá habría tenido más éxito en otro tiempo, en otro lugar y al final no pudo ser por las circunstancias”.

“Estoy en una etapa de mi vida en la que quiero valorar otras opciones distintas a Albert, estoy abierto, feliz y contento con las opciones que me surjan”, ha concluido Pedro Sánchez. A continuación le ha insistido al político de Podemos en que “Albert te gustaría, si le conocieras de verdad” porque, según dice, “sois muy diferentes pero también muy parecidos”.