- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un preso a punto de violar al dueño de las clínicas dentales Funnydent le promete que «será un momentito y no notará nada»

“NO ES LO MISMO DOLOR QUE NOTAR LA PRESIÓN”, LE HA DICHO PARA TRANQUILIZARLE

Tras ingresar en prisión por un delito de estafa, Cristóbal López Vivar, dueño de Funnydent, se ha visto obligado a acudir a los baños de la cárcel para recibir “el tratamiento” de parte del Antonio “el Talgo” Montáñez, un peligroso convicto que le ha prometido que “no va a doler”.

‘El Talgo’ se ha sentado junto al dueño de las clínicas dentales y, antes de proceder, le ha explicado cada paso con paciencia a fin de tranquilizarle, según han explicado fuentes del centro penitenciario de Navalcarnero. “Primero vamos a sacudir un poco la ensalada, luego vamos a limpiar por aquí, por aquí y por aquí… no tengas miedo, que todo el mundo entra aquí con mucho miedo y luego ven que no es para tanto”, la ha explicado el preso al responsable de Funnydent, que cerró nueve clínicas sin previo aviso dejando a miles de pacientes afectados.

“¿Necesitas enjuagarte la boca y escupir?”, le ha preguntado con dulzura “el Talgo” al empresario tras 45 minutos de intervención.

El experimentado delincuente le ha recomendado a López Vivar que, si tiene mucha impresión, cierre los ojos y piense “en otra cosa” y le ha recordado que “una cosa es el dolor y otra cosa es notar la presión y que estoy trajinando por ahí dentro, pero eso no significa que duela”. A continuación ha pedido a uno de sus ayudantes que le faciliten un objeto llamado “taladro” y que, según las fuentes, “hace mucho ruido e impresiona”.

Las fuentes han confirmado que no se usó ningún tipo de anestesia durante el procedimiento y que el empresario ha sido citado la semana que viene para una segunda revisión.