- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Mofetas científicas investigan nuevas esencias apestosas

"BUSCAMOS OLORES NAUSEABUNDOS QUE SORPRENDAN Y PERSISTAN", DECLARAN

“El I+D+I es importante en nuestro sector”, declaran las mofetas, preocupadas porque en estas fechas todavía no han cerrado el aroma por el que apostarán la temporada que viene.

“Intentamos priorizar la innovación, invirtiendo los recursos que hagan falta”, aseguran, temiendo quedarse atrás. “Hay que sorprender pero no vale todo, tiene que seguir nuestra línea pestilente”, insisten, conscientes de que sus depredadores se acostumbran rápidamente a la pestilencia «y es fundamental explorar nuevas esencias».

Los mefítidos señalan que hace ya mucho tiempo que el mal olor ha dejado de ser una estrategia meramente defensiva para convertirse «en una seña de identidad de la mofeta, un espacio para expresarse y diferenciarse de las demás mofetas». La mofeta común se interesa cada vez más por los olores diferentes, «que ofrezcan una nauseabundidad distinta de la habitual».

Estos mamíferos han optado por colarse en el transporte público de las grandes ciudades camuflados bajo gabardinas y grandes gafas de sol. Allí toman nota de los olores corporales que ofrecen los viajeros, cogiendo ideas y detectando las tendencias que están por venir. «El ser humano va diez años por delante, especialmente el del metro a última hora de la tarde», confiesan las mofetas.

«Para la temporada de verano se buscan olores dulzones mezclados con el característico sudor sobaquero. La alcantarilla es muy de hace diez años, ahora se lleva más el olor rancio de la toalla húmeda usada para secarse los pies», adelanta este colectivo.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones