“Por un lado siento que, como autor, debo denunciar este circo y comentar con irónica condescendencia todos los detalles. Por otro lado, pienso que algún día mi comedia podrá exhibirse delante de toda esa gente y me cuesta contener las lágrimas” ha declarado esta mañana a los medios Mario González.

Este guionista español ha estrenado este año su primera película, ‘Malasaña Roommates’, una comedia que fue exhibida en el festival alternativo ‘Motilla del Palancar Cinema’ y recibió críticas entusiastas entre sus 109 seguidores de Twitter.

“Si tu película sale en los Óscar es que artísticamente estás muerto pero me imagino ahí y me emociono, no puedo evitarlo”, declara el joven creador. “Disfruto mucho riéndome con distancia de todos esos vendemotos, pero me imagino sobre esa alfombra como un farsante más y lloro”, insiste con la voz rota.

A sólo unas horas del inicio de la ceremonia, se encuentra absolutamente desorientado sobre el punto de vista que adoptará esta noche. “Tengo que decidirme ya”, insiste González, aterrorizado. “Creo que intentaré ser ambiguo y hacer comentarios irónicos y descreídos pero dejando abierta la posibilidad a estar yo un día allí”, dice.

“Mira, al final haré como cuando dirijo cine: improvisaré sobre la marcha dejándome llevar por las emociones”, ha confirmado finalmente a la prensa.