El Ayuntamiento de Madrid destruirá las calles con nombres franquistas

SE PREVÉN MÁS DE 500 DETONACIONES CONTROLADAS A LO LARGO DE LA SEMANA QUE VIENE

Tras las dificultades que han surgido a la hora de cambiar de nombre algunas calles de Madrid que recuerdan a la época franquista, la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena, ha decidido destruirlas directamente.

“Si no hay calle, no hay nombre. Y sin nombre no hay disputas que valgan”, sentenciaba esta mañana Carmena, sin ocultar la fatiga que este asunto le ha ocasionado.

La aniquilación mediante detonaciones controladas de más de 500 calles y monumentos abrirá “grandes espacios en el centro para el disfrute de todos los madrileños”, insiste el Ayuntamiento.

A primera hora de la tarde, el equipo de la alcaldesa ha hecho pública también una lista de ciudadanos a los que considera “monumentos franquistas”. Todas estas personas, la mayoría mayores de 80 años, serán trasladadas a un almacén junto a otros monumentos de la época con el fin de ocultarlas de la luz pública.