- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cinco pasos para convertir tu encimera llena de platos sucios en una obra de arte valorada en 8 millones de euros

TRUCOS

Los pisos de estudiantes rebosan energía, creatividad y mugre. Combina estas propiedades y, aprovechando que este fin de semana se celebra la feria de arte contemporáneo ARCO, convierte tu hogar en un almacén de arte para coleccionistas. La porquería cotiza, sólo hay que saber presentarla.

Puedes empezar con la encimera de la cocina, hasta los topes de platos y cacharros sucios. Basta con que sigas estos sencillos pasos:

  • Pon cinco platos llenos de grasa encima de dos cucharones de madera dispuestos en forma de cruz. A los críticos les dirás que representan a Jesús crucificado sometido al peso del relativismo contemporáneo (“L’oppréssion de Christ”).
  • Adheridas a los platos, varias tapas de yogur formando un único cuadrado al que luego llamarás «Las cuatro esquinas del mundo» (“Les quatre coins du monde”).
  • Utiliza la típica bayeta amarilla que huele a pies para formar una bola mojada que situarás en el centro del cuadrado que dibujan las cuatro tapas de yogur que habrás chupado previamente. A los críticos les aclararás que se trata del Astro Rey, que riega la existencia con su luz (“L’astre Roi”).
  • Encima de la bayeta, coloca una lata vacía de Coca-Cola intentando que se mantenga de pie. Como puedes imaginar, la lata representa el peso del capitalismo, que somete tanto la religión como la vida misma del hombre, representada por la luz del Astro Rey (“L’astre Roi”).
  • En la servilleta de papel arrugada que hay en el suelo de la cocina, escribe lo siguiente: “L’oppression de Christ et l’obscurité de l’homme en plein capitalisme (2016). 8.000.000€”.

Las cosas que están en un idioma raro (“le français”) servirán para que tu escultura en su conjunto adquiera el estatus que cualquier pieza de arte contemporáneo debe tener. Y si te preguntan qué significa todo este entramado de cacharros asquerosos, no te pongas nervioso. Lee esta cita de Umberto Eco sin titubear y verás que todo sale bien:

«Los objetos están semánticamente desgastados antes que su materialidad”.

Si lo prefieres, puedes soltarla en francés (“le français”). Según el traductor de Google, la cosa quedaría así:

“Les objets sont sémantiquement portés avant sa matérialité”.

Con un poco de suerte, llamarás la atención de algún coleccionista y podrás permitirte al fin un servicio de limpieza doméstica como dios manda.

C’est magnifique!