Donald Trump, el magnate americano que aspira a la presidencia de Estados Unidos, ha sido investido presidente del Gobierno español esta mañana después de que los principales partidos del Parlamento hayan depositado sus votos para elegir a sus candidatos. La investidura ha tenido lugar tras semanas de negociaciones, pactos, apoyos y estrategias de todos los partidos políticos para escoger un nuevo presidente.

“Se ha investido al señor… el señor Donald Trump es el nuevo Jefe del Ejecutivo”, anunciaba esta mañana Patxi López, presidente del Congreso de los Diputados.

Tras quince recuentos, el multimillonario habría obtenido 187 votos a favor, 149 en contra y 14 abstenciones. Entre las múltiples posibilidades de formación de gobierno, nadie había contemplado la posibilidad de investir a un político extranjero.

“Hemos calculado mal”, han declarado diversos políticos esta mañana al salir del hemiciclo. López comunicará hoy mismo al Rey que ha sido Trump quien ha obtenido la confianza de la Cámara.

El malentendido también ha dejado en la oposición a todos los partidos políticos españoles.

El secretario general de Podemos ha asegurado también que está dispuesto a negociar “sin líneas rojas” con Trump para llegar a un acuerdo de Gobierno. La vicepresidenta de España, Sarah Palin, ha aconsejado a los partidos españoles esperar cuatro años para plantear nuevos cambios en el Ejecutivo.