Deteniendo su dedo índice varios minutos antes de pulsar el botón “eliminar”, Mariano Rajoy ha borrado finalmente el contacto de Artur Mas de su móvil días después de que éste haya dejado de ser presidente de la Generalitat, según han informado fuentes de La Moncloa.

El presidente en funciones había pedido esta mañana que nadie le molestara y, según las fuentes, ha estado susurrando al móvil “yo no te olvidaré jamás, compañero”.

“Así es cómo muere la democracia, así desaparecemos todos los grandes hombres, con un movimiento de dedo en una pantalla”, ha susurrado el jefe del Ejecutivo justo antes de eliminar todo rastro del político catalán de la memoria de su móvil. Posteriormente, según fuentes de La Moncloa, ha emitido un sonoro suspiro y ha permanecido una hora mirando el móvil en silencio, reclinado en la butaca de su despacho.

“En fin, pues nada”, ha declarado el presidente en funciones a continuación.

A última hora de la mañana, fuentes presidenciales han informado que el presidente ha usado la función “copiar-pegar” para añadir el nombre de Carles Puigdemont, nuevo President, a su agenda de contactos.