El máximo responsable de la NASA, Charles Bolden, ha anunciado esta tarde que la agencia espacial norteamericana suspenderá, con efecto inmediato y hasta nueva orden, todas las comunicaciones que mantiene con los astronautas que se encuentran en el espacio exterior. El objetivo no es otro que homenajear al artista David Bowie y, en concreto, al célebre “Major Tom” que aparece en la canción “Space Oddity” y que intenta contactar sin éxito con el planeta Tierra.

“Las palabras, los elogios y los retratos están bien, y es lo único que tiene la mayoría de los admiradores de Bowie, pero nosotros somos la NASA y podemos hacer más para honrarlo”, ha argumentado Bolden, claramente emocionado. “Bowie mostró su fascinación por el espacio exterior y ahora es momento de que nosotros le devolvamos el favor con el mismo entusiasmo, en un gesto igualmente soberbio”, ha añadido.

El jefe de la NASA, con una lentilla de color azul en uno de sus ojos, ha comunicado a los astronautas “el merecido sacrificio que vais a hacer para honrar a un hombre que dedicó su vida entera a mejorar el mundo”. Cuando algunos de ellos, confusos por el retraso de las comunicaciones, han querido hacer alguna puntualización, Bolden ha pedido silencio con gesto solemne: “No, no digáis nada. El silencio, la incomunicación, es lo que debe reinar en adelante. Cualquier discurso empañaría el gesto”, ha aseverado.

Un minuto y cuarenta segundos después, se apagaban todos los dispositivos de comunicación de la NASA, abandonando a su suerte a todos los astronautas, a los que Bolden ha insistido en denominar “nuestros Major Tom”. “Goodbye and may God’s love be with you”, ha exclamado antes de volver a su despacho.

El ejecutivo no ha aclarado a los medios hasta cuándo durará este peculiar y arriesgado homenaje de la agencia espacial. “No sé cuánto tiempo los tendremos así. Días, semanas… lo suficiente para que vivan la sensación de aislamiento que transmite la canción. No sé, igual será un homenaje eterno, Bowie no merece menos”, ha declarado.

Bolden ha despachado las quejas de los familiares de los astronautas con un “Planet Earth is blue, and there’s nothing I can do”.