Con la intención de traer de vuelta el Invierno, necesario y frío Señor de la Muerte, Roberto Brasero, el presentador de El Tiempo de Antena 3, ha sacrificado 25 cabras en directo a fin de restaurar “el necesario equilibrio”, después de varios meses de invierno excepcionalmente cálidos.

“¡Oh pedisteis calor, ingratos, ignorantes, insensatos!”, ha advertido Roberto Brasero al arrancar el espacio. A continuación, según han podido comprobar millones de espectadores, se ha desnudado y, alzando los brazos, ha pedido perdón al Viejo Invierno, rogándole que vuelva.

Un técnico le ha acercado una cabra, que el presentador ha sujetado del cuello con los ojos en blanco para luego clavarle la daga ritual de Antena 3 en el cuello. Brasero ha repetido el gesto en 24 ocasiones más entre rezos y cánticos arcanos.

“No nos abandones”, ha repetido Brasero mirando al cielo. “La noche necesita el día, la luz necesita la oscuridad, el calor necesita el frío, el equilibrio será restaurado, oh sí, oh sí”, ha gritado.

“Abrázanos con tu manto helado, llévate a los que necesites, vuelve”, ha pedido el presentador.

“Perdónanos, oh Padre de la nieve, ven a nosotros como nosotros acudiremos a ti con la frigidez de nuestro postrero respiro”, ha dicho Brasero tras clavar la navaja ritual de Antena 3 en el cuello de la cabra número 19.

“Oh, y os prometo que nevará y las ventiscas erizarán nuestra piel”, ha dicho el presentador al sacrificar la última cabra. “El hielo se llevará a vuestros hijos en la parte norte y en el sur habrá que coger una rebequita porque el Viejo Invierno, Señor de las noches largas, convertirá vuestros huesos en un cristal quebradizo que acabará con todos vosotros”, ha asegurado justo antes de dar paso a los deportes.