Con la intención de labrarse un futuro lejos de la miseria cubana, Albert Rivera ha logrado entrar a Estados unidos junto a su amigo Manny. El ambicioso líder de Ciudadanos permanece en estos momentos en un recinto vallado junto a cientos de refugiados cubanos mientras Estados Unidos resuelve su situación política.

Según fuentes de Ciudadanos, Frank López, un peligroso criminal de Miami, habría contactado con Rivera a fin de encargarle el asesinato de Emilio Rebenga, un exfuncionario del régimen cubano que habría asesinado a su hermano en Cuba. Rebenga, según ha podido saber la prensa, estaría encerrado en el mismo recinto que Rivera. Si éste acaba con su vida, López le garantizaría tarjetas verdes de residencia.

A última hora de la mañana, Albert Rivera habría aprovechado un motín entre los recluidos para apuñalar a Rebenga, lo que le ha permitido a él y a su amigo Manny salir al fin de su confinamiento.