- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Gobierno combatirá la abstención con el voto con final feliz

MILES DE CIUDADANOS PIDEN ADELANTAR LOS COMICIOS

Tras las elevadas cifras de abstención de los últimos años de elecciones, el Gobierno ha decidido poner en marcha una propuesta aprobada en las Cortes el pasado día 3 de noviembre. El plan de acción, bajo el eslogan “Deja que la democracia te toque”, ofrecerá a los ciudadanos el voto con final feliz.

“Es un año muy importante a nivel político en España y no podíamos dejar que el desencanto enturbiase el día de las Elecciones Generales”, asegura Vicente Gimeno Alcántara, analista político y promotor de la idea. “Sabemos que la propuesta puede generar cierta polémica, pero no se puede negar que funciona. Desde que se anunció, las encuestas nos dicen que irá a las urnas el 92% de la población”, argumenta.

La medida se dio a conocer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y por métodos menos ortodoxos: mediante folletos en los limpiaparabrisas de los coches. “Queríamos llegar al público potencial de este tipo de… servicios, y el impacto ha sido enorme”, asegura Gimeno. De hecho, el mismo día en que se conocía la puesta en marcha del proyecto, una multitudinaria manifestación recorría el centro de la capital exigiendo que se adelantase la fecha de los comicios.

El 20 de diciembre, cientos de voluntarios y voluntarias estarán dentro de las cabinas de votación y, una vez que el votante haya rellenado su papeleta, procederán a la puesta en marcha del “final feliz”. Se ha contratado a jóvenes rumanas, exuberantes mulatos y «latin lovers» procedentes de América del Sur. “Hemos tratado de evitar los voluntarios venezolanos para que no se relacione el proyecto con ciertos partidos políticos actuales”, explica Gimeno.

Por otra parte, quienes sean llamados como miembros de las mesas electorales, deberán realizar ellos mismos el servicio de final feliz a sus vecinos en el momento de la votación. La organización permitirá también que, entre los participantes de una misma mesa, se realice lo que se conoce como “el trenecito”. “Es decir, se podrán poner en fila y hacerse los unos a los otros… sus cosas”, aclara el analista político.

Varios ciudadanos han consultado si tendrán derecho a varios “finales felices” si son partidarios de una coalición entre diversos partidos. “Eso ya es avaricia pura, es querer abarcar más de la cuenta. Ha habido gente que nos ha asegurado querer una coalición entre dieciséis partidos. Les avisamos desde ya de que sólo obtendrán lo mismo que el resto de ciudadanos, una rápida y para casa”, declara el experto.

Ciertos sectores conservadores no han visto con buenos ojos la medida, aunque otros, como las empresas de clínex y toallitas húmedas, no han dudado en apoyarlo públicamente. “De lo que estamos seguros es de que ese día los ciudadanos conocerán los resultados electorales, sean cuales sean, con una sonrisa en los labios”, sentencia Gimeno.