- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Primark cierra tras haber vestido ya a todos los españoles

LOS PORTUGUESES HEREDARÁN LA ROPA QUE LOS ESPAÑOLES YA NO SE VAN A PONER

La cadena irlandesa Primark abrió ayer su tienda más grande de España en el centro de Madrid y, desde las once de la mañana, fue recibiendo a los 46 millones de españoles en su local de más de 12.500 metros cuadrados.

Veinticuatro horas después, la tienda ha cerrado definitivamente sus puertas tras atender al último de los clientes, Juan José Sáez Roca, procedente de Reus, que adquirió «unos pantalones y dos jerséis que llevaré hasta que se desintegren. Camisetas no, que tengo un pack de las que regalaba Caja Rural en los ochenta».

«Es suave como la piel de un conejo», declaraba un murciano mientras una dependienta le enseñaba a abotonarse una camisa de franela. «Si te cubres con esto, las zarzas no te arañarán el torso cuando salgas de caza», le explicaba la joven.

En un tiempo récord, Primark ha logrado renovar el vestuario de toda la población y ahora se retira para calcular los beneficios y esperando regresar en veinte o treinta años, «dependiendo de cómo cuiden la ropa los españoles, será en diez años si la meten en la secadora», en palabras de un portavoz de la firma.

Mariano Rajoy declaraba esta mañana que «esta renovación de nuestro armario ha servido para consolidar la imagen de una España moderna y europea y además el coste para los españoles ha sido ajustado, con muchísimas ofertas dos por uno».

El presidente ha aprovechado para enseñar varias piezas de ropa interior y una camiseta gris con cuello de pico «que me pondré debajo del traje cuando me toque ir a Bruselas».

En estos momentos, los portugueses esperan con impaciencia que llegue la ropa que los españoles ya no se van a poner y que, en virtud del Tratado de Tordesillas, tienen derecho a heredar.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.