- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

LO MEJOR DE LA DÉCADA 2009-2019

11,5 AÑOS DE INFORMACIÓN

Los bomberos rescatan a un joven que vivía atrapado bajo siete capas de ironía

YA NO SABÍA SI SU ESTILO DE VIDA LE GUSTABA O NO

Tras asumir que estaba completamente desorientado y atrapado bajo varias capas de ironía, un joven se ha visto obligado a pedir ayuda a los bomberos, que han acudido a su rescate esta misma mañana.

Según los agentes, al entrar en el domicilio han encontrado al joven viendo el programa «Mujeres y Hombres y Viceversa» y publicando comentarios sarcásticos sobre la trama del programa en Twitter. Se desconoce cuánto tiempo llevaba en ese avanzado estado de descomposición moral.

«Oh, miradme, vienen los bomberos, socorro, socorro”, ha dicho el joven con sorna al ver llegar a los agentes. Inmediatamente, según los testigos, ha publicado una selfie «como parodiando a toda esa gente que sube selfies, no porque yo sea de subir selfies, aunque tampoco me parece mal hacerlo y de hecho lo hago, pero con un punto humorístico pero genuino a su vez”, en sus propias palabras.

“El ciudadano llevaba años sepultado bajo varias capas de ironía que modificaban el sentido de todo lo que decía y hacía, por lo que hubo muchas dificultades para devolverle a la vida que genuinamente quería vivir”, explica el jefe del equipo de bomberos. Según asegura, el hogar del joven «apestaba a desdén».

“Esto es súper auténtico, porque de hecho es auténtico… Ay, ya no sé lo que digo, lo que es irónico”, exclamó el joven, según los testigos, mientras los bomberos trataban de encontrar el origen del derrumbe. Los agentes estuvieron tres horas levantando capas de sarcasmo hasta que finalmente, según han informado, determinaron que el joven disfrutaba genuinamente y “sin atisbo de duda o distanciamiento” de los discos de Camela, las camisas de flores y los realities. “Su estilo de vida es genuino pero se avergüenza, lo que lleva a esta gente a refugiarse hasta que ya no saben cómo salir; nos pasa cada semana”, concluyeron los agentes.

«Yo sólo quiero que me amen”, ha declarado el joven, ya finalmente liberado. También se ha sabido que ha decidido afeitarse el bigote.

LO ÚLTIMO